LA VOZ DE LOS PROFESIONALES
Recibe en tu e-mail todas las noticias sobre SEPAR

Deseo recibir las
noticias de SEPAR, acepto
la política de privacidad
Tienes que aceptar la política de privacidad
LA VOZ DE SEPAR

Año del Medio Ambiente

Comparte

MARTES 22 JUNIO 2010

Año del Medio Ambiente

 

Desde el año 2002, SEPAR dedica cada año a una “causa” diferente. El año 2010 lo ha dedicado a difundir la necesidad de respirar un aire limpio para mantener la salud y por lo tanto la importancia de cuidar el medioambiente para prevenir la enfermedad. Diferentes estudios experimentales y epidemiológicos, han aportado la evidencia suficiente para enunciar que la contaminación del aire atmosférico tiene efectos deletéreos para la salud.

 

Las instituciones gubernamentales han asumido este problema y promulgado diferentes reglamentaciones. La Estrategia temática de la UE sobre la contaminación del aire (Thematic Strategy on Air Pollution) fija unos objetivos de calidad de aire hasta 2020 que reducirían el impacto de la contaminación en la salud humana y el medio ambiente. En 2009 la Comisión Europea empezó la revisión de la Directiva relativa a la prevención y al control integrados de la contaminación (IPPC) que establece límites específicos para diferentes fuentes de contaminación como grandes instalaciones de combustión y es una de las herramientas destinadas a hacer cumplir los compromisos adquiridos en la Estrategia Temática.

La Directiva de Emisiones Industriales (IED) que está dentro de este paquete normativo será aprobada durante la Presidencia Española de la Unión Europea. Sin embargo, la realidad es que nos movemos en una situación paradójica, mientras que revindicamos que, respirar aire limpio sin riesgos para la salud es un derecho inalienable de todas las personas, también sabemos que todas las actividades humanas se acompañan de emisiones de contaminantes a la atmósfera.

La disminución de la contaminación atmosférica depende en gran medida de políticas estratégicas institucionales. Sin embargo, el médico, el paciente y el ciudadano tienen un papel, nada desdeñable, en la disminución de los riesgos que la contaminación supone para la salud. Es de sobra conocido que la gran mayoría de las enfermedades son la consecuencia de una interacción de múltiples factores y la contaminación ambiental puede ser uno de ellos. Cuando el médico se encuentra ante el paciente respiratorio, debe de identificar los posibles riesgos a los que esta sometido. Es imprescindible obtener una detallada historia laboral, conocer el lugar de residencia y otras ocupaciones y hábitos que puedan implicar una exposición a contaminantes ambientales.

Es necesario evaluar una posible asociación entre la enfermedad respiratoria y la exposición ambiental, e instruir en medidas preventivas y de evitación de contaminantes. El individuo diagnosticado de asma y/o EPOC, debe de responsabilizarse de que para conseguir un mejor control de su enfermedad y disminuir el riesgo de agudizaciones, es preciso evitar la proximidad a los lugares con contaminación ambiental, y no realizar ejercicio físico en aquellas condiciones climatológicas que favorezcan la contaminación. Es un buen momento para recordar que el mayor contaminante ambiental en espacios cerrados es el humo de tabaco. La adopción de medidas dirigidas a disminuir los niveles de contaminación, adoptados en algunas ciudades, se ha acompañado de un descenso de las exacerbaciones de enfermedades respiratorias, con disminución del número de hospitalizaciones. Si recordamos que además de la contaminación industrial, el tráfico automovilístico y la generación de electricidad son las principales fuentes de contaminantes, debemos entender que la actitud individual del usuario también es una parte fundamental en el cuidado de las condiciones del aire que respiramos.

El objetivo principal del año SEPAR 2010 del Medio Ambiente es informar al ciudadano en general y al enfermo respiratorio en particular, de los beneficios de respirar un aire limpio. Divulgar los conocimientos suficientes, para que el ciudadano informado pueda adoptar hábitos que contribuyan a mantener la calidad del aire, así como revindicar a nuestros gobernantes políticas de salud pública que generen medidas
dirigidas a cuidar el aire que respiramos.

Para conseguir estos objetivos, SEPAR ha emprendido acciones que de ahorro energético: SEPAR SIN PAPEL, revistas on line, acciones formativas: aulas medioambientales dirigidas a escolares, hosteleria, edificios públicos, acciones divulgativas aumentando la visibilidad de SEPAR como adalid en la conservación de la calidad del aire y estimulando líneas de investigación que redunde en beneficio de la salud respiratoria. Desde el Año Medio Ambiente, SEPAR pretende actuar como paraguas de todas las iniciativas de los  socios y de las sociedades autonómicas dirigidas a cuidar del aire que respiramos.

 

Por Cristina Martínez González
Coordinadora del Año SEPAR 2010